Hermandad del Ecce-Homo

História

Hermandad de muy antiguo origen sin que se pueda precisar fecha exacta de su fundación, por pérdida de sus primeros Estatutos, aunque si con anterioridad a 1.713, ya que fechado el día 8 de Mayo de ese año existe un recibo de la entrega al Convento de la Santísima Trinidad de Redentores Calzados de Ronda ( posteriormente Convento de Santo Domingo), de una limosna de 20 reales de vellón para 10 Misas por el alma del hermano Pedro de Chaves, de las que hizo entrega el Albacea de la Hermandad D. Antonio de Avilés-Casco.

Su sede canónica fue la Parroquia de San Juan de Letrán (Hoy Santuario de Ntra. Sra. de la Paz ), hasta que esta quedó integrada dentro de la de Santa María de la Encarnación la Mayor, estando expuesto su titular, Ntro. Sr. Ecce-Homo, a la devoción del público siempre y hasta nuestro días en el mismo nicho que corona la Santa Escala. Título que se le da a esta escalera después de la bula de Indulgencias Plenarias otorgada por Inocencio XIII, el 24 de Noviembre de 1.722, que impone como penitencia estando en posesión de la Gracia de Dios Nuestro Señor el rezo de rodillas de un Padrenuestro en todos sus veintiocho escalones.

Tradición que se conserva hasta el día de hoy y que hizo se llamase popularmente a Ntro. Sr. Ecce-Homo y a la Hermandad como Señor de la Escala.

Fin principal de la Hermandad fue el dar culto y procesionar a su Titular como lo ha hecho siempre en la tarde- noche del Jueves Santo.
Y así lo venia haciendo el 31 de Mayo de 1.849, siendo su Mayordomo D. José Lovato, según documento firmado por el Vicario D. José Guerrero Rociíllo en el que también dice tener aprobados sus constituciones. Desfile Procesional que componían las Hermandades con la misma Sede Canónica y que tenían el mismo Instituto.

Esta tradición se mantuvo hasta entre los años 1.942 a 1.945 con la Hdad. de Nuestra Sra. de la Paz , en los que siendo Hermano Mayor de esta Hermandad D. Manuel Pulido, surgieron diferencias entre ambas Hermandades que llevaron a que no saliese la Imagen de la Virgen de la Paz el Jueves Santo, aunque sí el Viernes Santo como Paz y Soledad. Estas diferencias comenzaron porque para la Procesión de ese año la Hermandad de Ntra. Sra. de la Paz contrató tres bandas y la del Señor de la Escala no pudo contratar ninguna, solicitado el favor de que pasasen una de ellas a la cabeza de la Procesión este fue denegado. La Hermandad de Ntro. Sr. Ecce-Homo aligeró en el recorrido y viendo que tardaba la Virgen se encerró sin esperarla; según testimonio de D. Manuel Morales Martín hermano horquillero de Ntro. Sr. Ecce-Homo, encargado en el cortijo la Máquina propiedad de D. Manuel Pulido y uno de los que pidió el favor.Y así lo venia haciendo el 31 de Mayo de 1.849, siendo su Mayordomo D. José Lovato, según documento firmado por el Vicario D. José Guerrero Rociíllo en el que también dice tener aprobados sus constituciones. Desfile Procesional que componían las Hermandades con la misma Sede Canónica y que tenían el mismo Instituto. El año siguiente, al bajar el trono del Señor de la Escala los escalones de salida de la Iglesia de Santa María la Mayor, se le parte un varal, lo que obliga a hacer una larga parada al llegar a la cuesta de Santo Domingo, donde tenían su taller de carpintería los Hermanos Hernández, para poder arreglarlo provisionalmente con unos gatos.

La Hermandad de Ntra. Sra. de la Paz continuó su itinerario sin esperar en ningún momento estando ya en la Iglesia bastante antes de la llegada del Señor de la Escala, el año siguiente salió el Ecce-Homo solo, testimonio de D. Rafael Badillo Castaño, hermano horquillero de Ntro. Sr. Ecce-Homo y carpintero que junto con los hermanos Hernández puso los gatos.

Junto a la Hdad. de la Vera-Cruz es muy probable que saliera pero con anterioridad a 1.849, pues en la relación de Hermandades residentes en Ronda ese año esta ya no figura como Hermandad. Posteriormente la Cruz pasó a procesionarla la Hermandad de Ntro. Sr. Ecce-Homo sin poder precisarse desde que fecha, aunque en la reforma de los estatutos fundacionales aprobada en 1.861, ya figura que “debiendo salir en nuestra Procesión la Vera Cruz que se conserva y venera en la misma Iglesia de San Juan de Letrán., esta Hermandad de Ntro. Sr. Ecce-Homo, toma a su cargo la conducción del trono y el cuidado de su conservación, adorno y ornato, sufragando de su fondos los gastos que estos menesteres requieran “. Añadiéndose en la reforma de 1.930. “ La Vera-Cruz será conducida por seis horquilleros necesarios que no obstante irán revestidos con la túnica de la Hermandad facilitándoseles estas así como las horquillas y almohadas”. La Vera Cruz fue destrozada a hachazos y quemada en la puerta de la Iglesia en Febrero de 1.936. Hasta esa fecha la Hdad. del Señor de la Escala la procesionó de forma casi permanente.

En el cartel anunciador de la Semana Santa de 1.920 figura la Procesión del Señor de la Escala y de Ntra. Sra. de la Paz el Jueves Santo con salida a las cuatro y media de la tarde con el siguiente itinerario, San Juan de Letrán-Armiñán-Iglesia de Santa María la Mayor-Duquesa de Parcent-Armiñán-Méndez Nuñez-Plaza Alfonso XIII-Alcolea Progreso-Plaza de Carmen Abela-Prim-Juan Carrillo-Carrera Espinel-Plaza de Lamiable-Marina-Romero Robledo-San Carlos-Plaza Alfonso XIII-Puente y Tenorio.

En 1.937 hizo la Estación de Penitencia solo la Hdad. de Ntro. Sr. Ecce-Homo siendo la única que procesionó ese año. La Imagen del Señor restaurada llegó a Ronda por la Renfe en la misma Semana Santa y la recogieron los hermanos Antonio Aguilera y Rafael Badillo.
Y en el de 1.938, a las cinco de la tarde del Jueves Santo día 14 de Abril, procesionan Ntro. Sr. Ecce-Homo, Cristo Crucificado y Ntra. Sra. de la Paz con ligeras variaciones en el itinerario, motivando el regreso por San Juan de Letrán en lugar de por Tenorio las dimensiones del nuevo trono, ya con patas, que había sustituido al de horquillas.

Con anterioridad a 1.920 y hasta los años 40 esta Hermandad ostentaba el privilegio de poner en libertad un preso de la cárcel de Ronda. En los años en que la Estación de Penitencia se hacía desde la Iglesia de Ntra. Sra. de la Paz, el itinerario se iniciaba en dirección a la cárcel volviéndose luego hacia el centro de nuestra Ciudad. En los años que se hacía desde la Iglesia de Santa María la Mayor, se salía por la puerta de frente a la Cárcel para llegar inmediatamente después de la salida. Se asomaba el Trono a la puerta de entrada estando autorizados a entrar el Consiliario, Mayordomo y Fiscal, tras la firma en los documentos oficiales y dejar unos minutos expuesto a la vista de los que allí se encontraban al Señor de la Escala se continuaba la Procesión yendo el preso liberado normalmente detrás del trono.

Al cerrarse la cárcel de Ronda se mantuvo esta costumbre en el arresto del Excmo. Ayuntamiento durante varios años. El último fue un rondeño de profesión albañil; su hermano de profesión faenero, iba de horquillero en el Trono del Señor; se cambiaron la túnica en el mismo Ayuntamiento e hizo el resto de la Procesión llevando a Ntro. Sr. Ecce-Homo.

Procesionó solo el Señor de la Escala algunos años de la década de los 40 hasta que en 1.948 se autoriza la salida procesional de Ntra. Sra. de Araceli. Era una Imagen prestada, propiedad de la familia Serratosa, con unas características iconográficas poco idóneas para salir en lo alto de un trono. Su cabeza hacia arriba mirando directamente al cielo, no dejaba que sus hermanos y los devotos desde las aceras pudieran fijarse en su bello rostro. Esto hizo que se sustituyera por la Dolorosa que estaba expuesta a la devoción del público en el nicho a la izquierda del Alta Mayor de la Iglesia de Santa Cecilia (Los Descalzos). Con el mismo título de Ntra. Sra. de Araceli y hasta 1.969 se procesiona ininterrumpidamente junto al Señor de la Escala. Durante estos años la Hermandad ostentó el nombre de Ntro. Sr. Ecce-Homo (Señor de la Escala) y Ntra. Sra. de Araceli.

Tras las gestiones llevadas a cabo por la Junta de Gobierno y con particular dedicación por D. Juan Paredes Riquelme, en 1.946 se concede autorización para usar el coro del Convento de Santo Domingo, donde se guarda el trono desmontado y algunos enseres. Posteriormente se consigue la residencia capitular y nuevas dependencias, que se van restaurando con cargo a la Hermandad y con el trabajo desinteresado de muchos de sus hermanos; acceso al Coro desde la calle, Sacristía, cuarto y nicho a la izquierda del Altar Mayor, instalación eléctrica de todo el Templo, parcheos de la solería, etc… Pero no es hasta 1.950 cuando la Estación de Penitencia se hace desde este Templo y aunque con distintos itinerarios, ya de forma ininterrumpida durante más de tres décadas.

Fuente del Texto: Semana Santa de Ronda

Santuario Nuestra Señora de la Paz

Hábito

 

 

 

Túnica y Antifaz color granate oscuro. Capa y cíngulo blancos